Prevención del Abuso Sexual Infantil

Hace más de 10 años empecé a trabajar en una parte de la psicología de la que no me habían hablado en la Universidad. Sinceramente, desconozco si hoy en día lo abordan en la formación de las facultades, pero entonces no lo hicieron. Se trataba del Abuso Sexual Infantil (ASI). Desde entonces trabajo con víctimas de ASI, niños de entre 3 y 18 años, a los que, creo, he ayudado a elaborar su experiencia. También en la clínica con adultos, me he ido encontrando en la consulta con personas que sufrieron ASI y que la interferencia que les produjo esta experiencia, se manifestaba en variada problemática por la que acudían a pedir ayuda psicológica, problemas de ansiedad, de depresión, malestar emocional difuso, problemas en el funcionamiento sexual….. En definitiva el ASI sufrido estaba detrás de su malestar.

Lo primero que me sorprendió, cuando empecé a formarme, fue la prevalencia de ASI. Es decir, el porcentaje de personas que han sido o son víctimas de abuso sexual. Se estima que el 20% de la población ha sido víctima de ASI, y este dato es similar en los diferentes países donde se han realizado estudios de prevalencia. Impresiona ¿verdad?

Y es que el abuso sexual es un delito oculto. Sorprende la frecuencia porque lo que caracteriza al ASI es el SILENCIO, el SECRETO. Esto me llevó a preguntarme qué favorecía que se mantuviera en secreto esa experiencia, llegando a la respuesta del DESCONOCIMIENTO. Educamos a nuestros hijos en desconfiar del desconocido, en no aceptar regalos de extraños, pero lo que caracteriza al abuso sexual es que ocurren en la intimidad, se basa en la confianza con el niño. Los datos nos indican que la mayoría de los abusos ocurren con CONOCIDOS, un alto porcentaje dentro del seno familiar. De esto no hablamos con nuestros hijos, de hecho muchos adultos lo desconocemos. No hablamos con ellos de sexualidad y menos de lo negativo que ésta tiene, como son los abusos sexuales. Esto me llevó a la pregunta de cómo resolver ese desconocimiento y PREVENCIÓN es la respuesta.

A lo largo de mi experiencia nos hemos encontrado con ciertas resistencias a realizar prevención, hablarles a los niños de sexualidad y que los adultos puedan tener intenciones sexuales con ellos, genera muchas veces alarma en los adultos. Nos preocupamos en resolver el problema cuando surge y no en que no ocurra.

Pero, recientemente, me ha sorprendido gratamente, encontrarme con que se está realizando una campaña a nivel Europeo, España incluida, en la prevención de la violencia sexual contra la infancia. La campaña “UNO DE CADA CINCO”.

 

uno de cada cinco

 

Se trata de una campaña coordinada por la Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil, en la que se pretende la difusión de esta problemática en nuestra sociedad. Se proporciona un Cuento para leer a los niños, “La regla de Kiko” y una Guía para padres y educadores como apoyo y material de información. Os dejo los enlaces para que podáis consultarlos.

Sin embargo, cualquier campaña es poca. Para producir un cambio en los datos de prevalencia se necesita una educación de nuestros niños en la prevención del ASI. Esta educación es responsabilidad no sólo de los profesionales sino de los centros educativos y padres de nuestros hijos. Para ello es necesario abordar esta educación con naturalidad, sin miedos ni tabúes. De igual modo que educamos/enseñamos a nuestros hijos cuándo “toca” comer y cuándo no, que no “toca” hurgarse la nariz, cuándo y dónde “toca” estar vestidos, cuándo “toca” estar desnudos, podemos enseñar cuándo no “toca” que nos toquen.

Los niños tienen derecho a DECIR NO y ellos deben saberlo.

No dudes en llamarme. Tu Psicóloga en Elche. EVA CANDELA 646 78 19 75.

(Nota: Utilizo el genérico masculino con el fin de facilitar la lectura).

Comments are closed.