Terapia de pareja

 

TERAPIA DE PAREJANos enamoramos, decidimos compartir nuestra vida con otra persona y proyectamos un futuro a su lado. Esperamos que nos comprenda, que nos apoye, que en definitiva nuestra pareja nos haga feliz. En muchas ocasiones, y con el paso del tiempo, las expectativas que generamos no se cumplen. Discutimos, siento que no me tiene en cuenta, parece que va a la suya, no me siento entendido/a… y un sinfín de quejas sobre nuestra pareja que nos produce una gran insatisfacción. Pero sigue existiendo amor y deseamos que lo que en un principio hubo vuelva a existir.

Sin embargo, lamentablemente, el amor no es suficiente para tener una relación de pareja satisfactoria.

Cuando una pareja acude a consulta en busca de ayuda suele decir que “nos queremos pero ya no aguantamos más, antes de tirarlo todo por la borda queremos intentarlo con terapia”.

Y es una buena decisión, si todavía queda amor, hay motivación para el cambio.

Porque en mucha ocasiones, todos los problemas que tenemos en nuestra relación vienen dados de una falta de habilidades de comunicación y de resolución de conflictos, que van acumulando situaciones que no se resuelven adecuada ni satisfactoriamente, lo que va generando una montaña de rencores que condicionan nuestra relación. Otras veces, se trata de las expectativas que en un principio generamos sobre como cubriría nuestra pareja nuestras necesidades y estas expectativas no se basaban en una realidad. Otras tantas, se trata del cambio en las circunstancias del entorno y/o de la persona que tenemos al lado.

Los conflictos en las relaciones de pareja son inevitables e incluso deseables, ya que nos ayuda a conocernos y crecer como pareja, pero el cómo se resuelven estos conflictos es lo que puede generar insatisfacción. La terapia de pareja ayuda a aprender a resolver los conflictos de forma adecuada y satisfactoria.

Cierto es, que en ocasiones, a pesar de acudir a terapia, hay desavenencias insalvables que conducen a que la resolución sea la separación de la pareja. En estos casos la terapia de pareja ayuda a tomar conciencia del desgaste y a llevar a un proceso de separación lo menos doloroso posible.

ÁREAS DE INTERVENCIÓN

– Desgaste o desajuste  emocional  (ya no sé si me quiere/ ya no sé si le quiero)

– Enriquecimiento de las relaciones a nivel emocional y sexual. (La rutina nos puede pero aún nos queremos/ Ya no disfrutamos del sexo igual que antes).

– Infidelidad

-Celos, desconfianza

– Descompensación del deseo sexual (Nunca quiere / Siempre quiere)

– Resolución de conflictos.  (Siempre estamos discutiendo).

– Problemas de comunicación (Es que no me entiende)

– Separación y Divorcio.  Acompañamiento en la toma de decisión y el proceso posterior.